0 0
Brownie vegano con chía y nueces

Comparte en tus redes sociales:

O puedes simplemente copiar y pegar este enlace

Ingredientes

100 gramos de Chocolate negro de repostería
100 gramos de Calabacín
2 cucharadas rasas de Chía
90 mililitros de Agua La cantidad es aproximada. Dependerá de la cantidad de agua que absorba la chía .
40 gramos de Harina
40 gramos de Azúcar
Una pizca de Sal
Un puñado de Nueces Para esta cantidad yo usé unas 3 o 4 nueces

Brownie vegano con chía y nueces

Features:
    • Media

    Ingredientes

    Descripción

    Compartir

    Para el día mundial del brownie, que se celebra el 11 de noviembre, os traigo una receta de brownie vegano con chía y nueces.

     

    El brownie es un bizcocho de chocolate tradicional de Ámerica del Norte, cuyo nombre hace referencia a su color marrón (“brown”). Su textura es crujiente por arriba y muy tierna en su interior.

    Se dice que este maravilloso bizcocho nació de un error en repostería. Al parecer, un importante repostero estadounidense olvidó echar levadura a su pastel, dando lugar así al nacimiento del brownie.

    El brownie clásico suele ser de chocolate negro con nueces, pero hoy en día podemos encontrar brownies de mil sabores distintos.

     

    La receta que os propongo de brownie vegano con chía y nueces, es un poco especial. Con ella obtendremos un brownie de textura mucho más cremosa que la del típico brownie, menos apelmazada, pero igualmente, con un sabor buenísimo.

    Para sustituir el huevo uso la chía hidratada en agua y para sustituir la mantequilla, uso calabacín.

    Al ser tan cremoso lo hago más finito que si se tratara de la clásica receta de brownie.

    También podéis usar moldes individuales, lo que acortará un poco el tiempo de horneado y hará que cada porción tenga una textura crujiente en el exterior pero muy cremosa en el interior.

     

    Con los ingredientes de la receta, a mí me han salido unas doce porciones pequeñas.

    (Visited 445 times, 1 visits today)

    Pasos

    1
    Hecho

    Hidratar las semillas de chía

    Lo primero que haremos será poner las semillas de chía en remojo para que se hidraten y adquieran esa textura viscosa como de clara de huevo.

    En un recipiente ponemos las dos cucharadas de semillas de chía, enteras o molidas, y añadimos unos 40 mililitros de agua. Removemos bien y dejamos reposar para que la chía absorba bien todo ese agua.

    2
    Hecho

    Rallar el calabacín

    Rallamos el calabacín en tiras finitas y lo dejamos escurriendo.

    3
    Hecho

    Precalentar el horno

    Pondremos el horno a precalentar a 190 grados centígrados con calor arriba y abajo.

    4
    Hecho

    Preparación

    Fundimos el chocolate, bien al baño María o bien al microondas, como prefiráis.
    Si usáis el microondas, id siempre poco a poco para no quemarlo. Lo ponemos unos 20 o 30 segundos, sacamos y removemos. Así vamos repitiendo hasta que el chocolate esté bien fundido.

    Mezclamos la chía, que debería tener una textura de clara de huevo, con el azúcar. Añadimos el calabacín escurriendo el agua que haya soltado y mezclamos bien.
    Añadimos también el chocolate, la harina y la pizca de sal, removiendo bien cada vez que incorporamos un ingrediente.

    Si la masa ha quedado muy espesa añadimos un poco más de agua. En mi caso añadí unos 40 o 50 mililitros más para obtener una textura cremosa. Tampoco conviene pasarnos porque si no luego será demasiado líquido para que cuaje y nos quedará más un coulant que un brownie.

    Por último, troceamos un poco las nueces con las manos para que nos queden trozos más o menos grandes y las añadimos a la masa de brownie.

    5
    Hecho

    Hornear

    Vertemos la preparación en los moldes que prefiramos y llevamos al horno.

    El tiempo de horneado dependerá del grosor del brownie, del material de los moldes y de si hacemos o no porciones individuales.
    En mi caso he usado moldes de silicona y he hecho unos en porciones individuales y otros para cortar.
    Los que puse en moldes individuales tardaron unos 40 minutos. Los otros una hora más o menos.

    Al sacarlos la capa exterior debe estar bien cocida pero notaremos que el interior sigue un poco cremoso.

    Los dejamos reposar un par de horas para que adquieran más textura y ya tenemos listos nuestros brownies veganos con chía y nueces.

    ¡Espero que os gusten!

    Sándwich con huevo, atún y champiñones
    anterior
    Sándwich con huevo, atún y champiñones
    Tartaleta Tatin de calabacín con queso
    next
    Tartaletas Tatin de calabacín con queso
    Sándwich con huevo, atún y champiñones
    anterior
    Sándwich con huevo, atún y champiñones
    Tartaleta Tatin de calabacín con queso
    next
    Tartaletas Tatin de calabacín con queso

    Añade un comentario

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies